Ser un guardia de seguridad es una tarea importante, porque es un elemento que siempre debe estar atento a cualquier detalle que note en un evento, en las instalaciones donde esté vigilando o en la puerta de acceso donde esté vigilando.

La serenidad sería una de las principales características del guardia y esto se debe reflejar en la mirada, no confundir con la relajación, es todo lo contrario, se debe transmitir que se tiene todo bajo control, sin ser tan distante con esas personas que quieren entrar a las instalaciones de una empresa, sean empleados o visitantes.

Jamás se debe responder a las provocaciones, muchas veces cuando un guardia de seguridad impide el paso a alguien no deseado, comienzan los insultos, las ofensas, es ahí donde una cabeza fría es fundamental.

Si se presenta cualquier problema donde se requiere controlar a algún intruso, es más que necesario tener una preparación física envidiable, y si el guardia de seguridad practica algún deporte de contacto será una gran herramienta para el trabajo.

También se debe mostrar liderazgo, que se fundamenta en estar enterado en las políticas de la empresa por la cual está contratado y dominar los protocolos y aplicar el entrenamiento que se ha tenido como guardia de seguridad.